fbpx

Actualidad

Descubre todas las novedades del master RRPP de UAB

«Las relaciones institucionales: un pilar estratégico de la empresa»

12/05/2021

Hemos entrevistado a Ignasi Sitges Arriaga, actual consultor de Public Affairs en Atrevia y docente en el Máster de Dirección de Relaciones Públicas y Agencias de Comunicación. Sitges es todo un profesional en las relaciones institucionales y los asuntos públicos y con él hemos querido tratar el concepto de las RRII, el papel del lobby y la importancia de crear y mantener unas relaciones institucionales sanas con los players del sector al que pertenece una empresa.

1. ¿Cómo definirías las RRII a alguien que no ha oído hablar nunca de ellas?
Ignasi Sitges define las relaciones institucionales como una forma de comunicación orientada a establecer vínculos con el entorno institucional de una empresa o de una organización. El profesional comenta que las RRII se diferencian de la comunicación tradicional en que el objetivo no es tanto el público general sino que los públicos son mucho más restringidos: asociaciones patronales, sindicatos, universidades… Las relaciones institucionales tienen objetivos propios, como por ejemplo, conseguir una visibilidad institucional que pueda ayudarnos con ciertos aspectos del negocio o de la comunicación, como la gestión de crisis. Según Sitges, así como la comunicación corporativa tradicional trata de marcas, de público en general y de visibilidad, el objeto de las RRII es mucho más específico y restringido.

2. ¿Qué diferencia hay entre las relaciones que una empresa pueda mantener con una institución privada y las que pueda mantener con una pública?
La principal diferencia es de carácter legal. El consultor explica que en la administración hay personas corrientes pero cuando se plantean relaciones con una administración hay que seguir una serie de pautas. Por ejemplo, “cuando hablamos de lobbys y empresas, hay un registro donde hay que apuntarse para que haya constancia de que esa reunión se ha producido”. Otro ejemplo que nos da Sitges es el hecho que “en determinadas situaciones no es aconsejable reunirnos con ciertas personas, como por ejemplo aquellas encargadas de tramitar un expediente en el que somos parte interesada”. En otras palabras, si estamos inmersos en un proceso de licitación, no es adecuado reunirse con la persona encargada de resolver el concurso. En definitiva, la diferencia es que hay que ir con mucho más cuidado porque es un ámbito que está mucho más reglado.

3. A veces, las empresas recurren al lobby para ejercer presión en ciertos ámbitos que puedan ser de su interés. ¿Cómo debe ser la comunicación por parte de un lobby?
Ignasi Sitges lo tiene claro: la comunicación por parte de un lobby debe ser “transparente y transparente”. Lo más importante es no esconder información, una cosa es que el lobby no apoye puntos de vista distintos a los suyos y otra es mentir. “Si se presentan datos deben ser veraces, y deben presentarse con cierto respeto, sin asumir apoyos y respetando el margen de decisión de nuestro interlocutor. La postura de los decisores políticos es, en ocasiones, ambigua, y responde a menudo a la suma de intereses contrapuestos”, manifiesta el consultor. No es solo una cuestión de educación, sino que desde un lobby se habla a menudo con representantes electos y se les debe cierto respeto. Las relaciones por parte de un lobby deben construirse con una dosis de humildad.

4. ¿Qué papel juega tener unas buenas relaciones institucionales cuando una empresa tiene una crisis de reputación?
El profesional manifiesta que con unas buenas relaciones institucionales lo que una empresa consigue es poder contar con ayudas y apoyos. Como ejemplo, Sitges comenta que “si una empresa tiene un problema con una remesa de productos, que ha salido en mal estado, le va a ir muy bien tener buenas relaciones con la OCU”. Gracias a una buena gestión de las RRII, muchos incidentes que podrían llegar a ser crisis potenciales fluyen tranquilamente y a veces no llegan a medios. Cuando estas crisis sí llegan a los medios de comunicación tener apoyos a nivel político y con otros actores “siempre es positivo”. Es similar a la gestión de las relaciones con los medios por parte de un departamento de comunicación: tratar bien y construir buenas relaciones con los periodistas nos ayuda a ganarnos su confianza, tener un mayor acceso y a disfrutar el beneficio de la duda cuando hay problemas.

5. ¿Qué se hace en Atrevia para construir relaciones corporativas sólidas y sanas con sus stakeholders?
Ignasi Sitges nos explica que, como empresa de comunicación, en Atrevía, que recientemente ha inaugurado sus nuevas oficinas en Barcelona, tienen un espacio grande para eventos y actos en diversos formatos, a los que invitan actores políticos y empresarios. “Hacemos de anfitrión, facilitando oportunidades de networking tanto para nosotros como para nuestros clientes”, comenta el consultor.

Gracias a esta conversación con Ignasi Sitges hemos podido comprender mejor lo que significa tener unas relaciones institucionales adecuadas y cómo debe ser la comunicación en una empresa para conseguir visibilidad y reputación en el ámbito público.

Por: Natalia Guerrero

Si sigues navegando por este sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca