fbpx

Actualidad

Descubre todas las novedades del master RRPP de UAB

“La actitud depende de nosotros, tú eliges tu actitud y esa actitud te va a ayudar a afrontar las cosas”

25/02/2021

Víctor Küppers es formador y conferenciante y su discurso gira en torno a la psicología positiva. Durante muchos años se dedicó al mundo de la gestoría hasta que, tras un grave accidente, la vida le llevó a cambiar el rumbo de su carrera profesional y dedicarse plenamente a transmitir a la gente la importancia de cultivar una actitud positiva, vivir con entusiasmo y pasión y ser amables con el mundo. Gracias al Máster en Dirección de Relaciones Públicas y Agencias de Comunicación, hemos podido compartir 6 horas con él y hacerle la entrevista que presentamos a continuación.

¿Qué opinas del positivismo tóxico y cómo crees que se diferencia de la psicología positiva?
Víctor aprovecha esta primera pregunta para confesar que le da bastante rabia ese exceso de positivismo porque no tiene nada que ver con lo que propone la psicología positiva. “Parece que vivamos en una sociedad que siempre tenemos que estar felices, alegres (…) y eso es imposible y además inaguantable”. Nos explica que la vida es muy bonita, pero también tiene momentos en que hay que aguantar y vivir la tristeza o el enfado. Tenemos que entender que necesitamos sentirnos tristes y que es algo normal. A diferencia del positivismo tóxico – que implica hacerte creer que siempre estás bien – la psicología positiva dice que lo que no podemos hacer es perder el ánimo. Debemos permitirnos estar mal, pero sin perder el ánimo. “Hay que buscar el ratio 3/1: es inevitable tener momentos malos, pero el ratio tiene que marcarnos 3 momentos buenos y 1 malo”. Claro, ¿y cómo conseguimos eso? Pues según Kuppers, ese reto se consigue teniendo una actitud positiva ,aunque entendamos que no siempre es de color rosa nuestra vida

¿Cuál ha sido tu aprendizaje con el contacto que tienes con las empresas con que trabajas, en relación a la situación vivida en 2020?
Esta pandemia ha multiplicado la cantidad de empresas que han priorizado la salud por encima de los resultados. Se han hecho millones de cosas para proteger a las personas y hemos entendido aún más la importancia de cuidarnos, de poner atención al bienestar de los trabajadores, conciliación horaria, flexibilidad… Hemos entendido “lo importante que es cuidar a las personas”.

¿Cuáles son las claves de la psicología positiva que deberíamos aplicar en nuestro puesto de trabajo, teniendo en cuenta las características de nuestro sector?
En este tercer punto, Víctor Küppers remarca que también en el ámbito profesional tenemos que aplicar la lógica de lo que nos mueve en lo personal: trabajar una actitud positiva, tratar a los demás como nos gusta que nos traten a nosotrxs, apoyarse en los demás, sacar nuestra calidad humana y disfrutar del trabajo. Nos motiva a hacer las cosas con pasión y con ilusión.

¿Cómo te enfrentaste a tal cambio a nivel profesional cuando decidiste dejar atrás tu carrera en gestoría y emprender un camino totalmente distinto por tu cuenta? ¿Qué consejo nos darías si nos encontráramos en una situación parecida, de frustración, estancamiento o desmotivación con nuestra vida, ya no solo a nivel profesional?
Gracias a esta pregunta, Küppers nos resume como vivió su cambio de vida, como paso a paso fue dejando atrás su trayectoria profesional para abrirse al mundo de la psicología positiva. Le pedimos que, en base a su experiencia, nos lance algún consejo para afrontar una situación parecida, y su respuesta es simple: “si fueras mi hermana pequeña te diría: si por dentro notas esa insatisfacción con la que lo estás haciendo, aguanta, porque puede ser momentáneo. Pero, si esa insatisfacción dura en el tiempo, entonces tómatelo en serio, pero con mucha prudencia”. Con esta reflexión, una vez más, Víctor Küppers rompe con la idea del positivismo tóxico. No nos engañemos, no es todo tan bonito. No es cierto que siempre tenemos que hacer lo que nos dicta el corazón porque eso nos puede llevar a un fracaso incluso mayor. Remarca: “No somos solo corazón, somos racionales. Las decisiones importantes de la vida hay que tomarlas siempre en frío y con cabeza”. Con todo, su consejo es que escuchemos a nuestro corazón y nuestro yo interior, pero sin olvidar la parte racional: hay que tener prudencia y planificar, estructurar y prever cierta seguridad en los cambios que te plantees.

“Hay que ser muy prudente, pero cuando notas la insatisfacción y dura – porque esa insatisfacción la sentimos todos, pero puede ser momentánea – cuando dura, entonces tienes que hacerle caso y buscar un cambio, pero con mucha prudencia.”

Ya veis, la vida no es de color rosa ni tenemos que estar siempre sonriendo, pero si trabajamos y aprendemos a decirle a nuestra actitud que si está positiva todo irá mejor, conseguiremos que esa sonrisa, ánimo y entusiasmo nos salga por naturaleza, la contagiaremos a nuestro entorno y viviremos nuestra vida y la de los demás con mayor energía, menos problemas y muchísima más vitalidad.

Por Marta Castilla Gallego

Si sigues navegando por este sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca